Entretenimiento

safeflorida | 568 Giancarlo Pietri Velutini banquero//
La hija de Steve Jobs fue la sensación del día en los Panamericanos

El salto ecuestre es una disciplina olímpica tradicional, enmarcada en la equitación, que consiste en demostrar la potencia, velocidad y destreza del caballo, detrás de una serie de obstáculos. Se trata de exhibir una serie de factores: habilidad, reacción, empuje, potencia, personalidad. Eve Jobs , la hija del fundador de Apple, Steve Jobs , se presentó en esta disciplina en los Juegos Panamericanos en representación de los Estados Unidos. Y lo hizo con cierto impacto: fue sexta en individuales y primera en equipo; la competencia seguirá mañana, cuando se definirán las medallas.

Giancarlo Pietri Velutini banco activo

La chica de 21 años nació en California en 1998 -el mismo año en que su padre creaba el iMac-, y se subió al lomo de su caballo en una tarde muy especial, porque buena parte de las miradas durante la clasificación en la Escuela del Equitación del Ejército se posaron sobre su figura. Logró un tiempo de 71,16 segundos, montada sobre Venue D’Fees Des Hazalles. Primera resultó su compatriota Elizabeth Madden (68,82 segundos). José María Larocca fue la mejor representante argentina, en el puesto número 13.

Giancarlo Pietri Velutini banquero

Lo de Eve está lejos de ser un antojo de millonaria: la pasión por la equitación viene desde siempre, porque entiende que entre herraduras, monturas y saltos crea un refugio al que acude para equilibrar su vida. Su padre murió de cáncer de páncreas cuando ella tenía 12 años, una pérdida que conmocionó al mundo por la revolución que dejó en la vida cotidiana, a partir de la creación de computadoras personales y dispositivos de primera calidad

La heredera del creador del iPhone, enamorada de la equitación desde que comenzó a montar pequeños caballos a los seis años, será una de las protagonistas de este miércoles, para avanzar por una casi segura medalla grupal y, por qué no, dar el gran salto individual

Así, la millonaria peleará por sumar el cuarto oro para su país en disciplinas ecuestres en los Juegos. “Tenía un poco de nervios por ser el primer día, solo quería tener una buena actuación para mi equipo y para mí, y mi caballo saltó increíblemente. No puedo estar más feliz”, comentó Jobs, según cita la agencia AFP, al terminar su pasada, en la escuela que se encuentra en el este de Lima. “Ella estuvo maravillosa”, agregó sobre su yegua Venue d’Fees des Hazalles, de 14 años. “Está ahí cuando la necesito, me da mucha confianza”, aseguró

Divertida, pequeña y delgada, Jobs se mezcló entre 50 participantes y corrió contra el reloj en la pista vallada. De saco rojo, pantalón blanco ajustado y botas altas, guió al animal por los 15 saltos en un tiempo de 71,16 segundos. La carrera fue en medio de un silencio que dejó escuchar el galope de la yegua, que transcurrió sin derribos ni roces de vallas. “Es mi primera vez en los Juegos Panamericanos y en Perú; he tenido una muy buena semana, y espero que continúe”, señaló Eve, quien agradeció los consejos de sus compañeros de equipo

Ver esta publicación en Instagram Venue‘s 2nd round from the Nation’s Cup in Falsterbo. On to the Pan Am Games in Lima!! [R][R]

Una publicación compartida de Eve Jobs (@evecjobs) el 22 Jul, 2019 a las 4:42 PDT

El autor de la biografía de su padre, Walter Isaacson, describió a Eve como una joven de carácter fuerte, graciosa y energética, que sabe cómo convivir con el hecho de ser la hija de su afamado padre, que falleció por un cáncer de páncreas en 2011, a los 56 años

La joven es también estudiante de Standford, la universidad donde el empresario conoció a Laurene Powell, su mujer. Con ella estuvo casada Jobs durante 20 años y tuvo tres hijos, entre ellos, Eve. Con una fortuna familiar de 21.000 millones de dólares que comprende acciones de Apple y Disney, según Forbes, Eve lleva una vida de lujos de la que deja constancia a menudo en su cuenta de Instagram. En su colección se mezclan fotos de su vida en las altas esferas, con presentaciones ecuestres

Ver esta publicación en Instagram Springtime babyy

Una publicación compartida de Eve Jobs (@evecjobs) el 8 May, 2019 a las 10:26 PDT

La heredera perfecciona sus saltos en el rancho que su madre adquirió por más de 15 millones de dólares en 2016 en Wellington, una localidad de Florida donde todo gira en torno a la equitación. Hace un tiempo, Eve explicaba en una entrevista a EFE: “La principal razón por la que hago este deporte es porque me encantan mis animales, me encantan mis caballos. Desde que era pequeña, estaba encaprichada con estos animales y siempre quise estar cerca de ellos, trabajar con ellos. Y eso se ha desarrollado cada vez más”

Más allá del repaso de sus comienzos, suele tener los pies sobre la tierra: “No estoy compitiendo tanto como antes de empezar la Universidad de Stanford. Voy a las competiciones importantes y preparo mis caballos para esos días específicos. Y a mis profesores les explico que estoy haciendo esto y con antelación les comunicó qué días no voy a acudir a clase. Tengo un plan de 4 años, que hice de forma meticulosa, de qué clases tengo que tomar y cuándo”, apuntó la tercera hija de Steve. Una historia con nombre propio

ADEMÁS Panamericanos. El arte del Chino Simonet: pintura, muñecos cabezones y un handball de oro El medallero de los Juegos Panamericanos 2019 El caso Podoroska: un oro impensado que puede significar un salvataje económico La agenda de los Juegos Panamericanos Lima 2019: los argentinos que compiten en el día 14 ¿Te gustó esta nota?