Entretenimiento

Acuerdo es mejor que arrase

Venezuela
8 pruebas de salud simples que puedes hacer en casa

Tanto entre partidarios del Gobierno como de la oposición hay algunos que se inclinan por el arrase: ganar todo, eliminando al otro. Realmente, la correlación de fuerzas hace poco probable esta supuesta solución. Pero, además, ella no sería provechosa ni siquiera para quien triunfara, mucho menos para el país.

La mejor respuesta a la crisis que padecemos es el acuerdo. Se requiere que nos pongamos de acuerdo para vivir en paz y en democracia, que es la única manera sana de vivir en paz. El aplastamiento violento del contrario solo permitiría tener el poder de manera precaria, a fuerza de represión y en un clima de inestabilidad, protestas, enfrentamientos, ingobernabilidad…

Según encuestas, la gran mayoría de la población desea que los diversos factores políticos lleguen a una salida negociada de la trágica situación que vivimos. Pero no se trata simplemente de un convenio circunstancial: necesitamos un pacto de convivencia a largo plazo, que posibilite a todas las corrientes organizarse, llevar sus propuestas a la ciudadanía, concurrir a elecciones limpias y, de ganarlas, ejercer sin cortapisas las responsabilidades que han alcanzado, en el marco de la Constitución.

Necesitamos poder construir país entre todas y todos: generar iniciativas y desarrollarlas, tejer redes, acumular logros, avanzar a partir de lo que, quienes nos precedieron, lograron edificar… Nos urge parar esta desintegración que estamos sufriendo.

El tiempo apremia y los puntos fundamentales del diálogo son obvios, no hace falta discutirlos interminablemente. No tiene sentido afincarse en aspectos menores, ambas partes pueden ceder en ellos para acelerar el arreglo. Sabemos lo que se necesita: reconocerse mutuamente, sacar a la Asamblea Nacional del desacato, nombrar un nuevo CNE que todos acepten, solicitar el levantamiento de las sanciones, y realizar elecciones parlamentarias y presidenciales con presencia internacional.

Prolongar esta situación por lograr alguna pequeña ventaja es cruel, y además riesgoso: en cualquier momento, y de modo imprevisto, en medio de esta crisis puede ocurrir un evento grave, de origen interno o externo, que dé al traste con todo. Ya esta semana tenemos una muestra con el bloqueo.

Educadora (@AuroraLacueva lacuevat@hotmail.com

MÁS INFORMACIÓN