Tecnología

Agatha Christie, una vida dedicada al misterio y el ingenio

Venezuela, España, México, Caracas, República Dominicana
Así no es la cosa, señores policías

El próximo 15 de septiembre se conmemoran 129 años del nacimiento de Agatha Mary Clarissa Miller, comúnmente conocida como Agatha Christie, poco después del reciente estreno del documental sobre su vida Agatha Christie. La reina del crimen , en España.

Se trata de una de las escritoras más trascendentales del mundo, con 66 novelas policiacas publicadas con su nombre, 66 novelas románticas, 14 cuentos cortos (firmados con el seudónimo Mary Westmacott) y dos obras teatrales.

Para escritores modernos, el trabajo de la Dama del Crimen sigue siendo excepcional, como lo describe el editor panameño Ariel Barría al decir que ‘el manejo de la tensión narrativa, las opciones abiertas sobre la mesa y los personajes característicos son algunos de los elementos que han hecho que su estilo sea tan destacado y sus argumentos sean un reto a seguir, un modelo a superar’.

Por su parte, para el escritor de novela negra panameño Osvaldo Reyes, parte del enganche en sus historias se debe a que ‘es muy difícil leer uno de sus libros y no tratar de ganarle en el camino. De tomar apuntes o hacer anotaciones al pie de las páginas de los detalles que pensamos son claves. Algunas veces acertamos y terminamos el libro con una sonrisa de satisfacción. Cuando nos equivocamos, nos quejamos, pero igual disfrutamos el juego’.

Criada en el remoto condado de Torquay, Devon, Inglaterra, en una familia de clase media alta junto a dos hermanos mayores, Agatha fue educada por su madre Clarissa Margaret Boehmer, hasta su adolescencia luego del fallecimiento de su padre, Frederick Alvah Miller. A la edad de 16 años fue enviada a París, Francia, donde tomó clases de canto, danza y piano en la Escuela Señora de Dryden, e incluso aprendió francés, lo cual le sería muy útil para crear uno de sus personajes más reconocidos: Hércules Poirot.

La joven Agatha Miller deseaba tener una vida tranquila como madre y esposa, y lo logró cuando conoció a Archibald Christie, un aviador del Cuerpo Real Aéreo de Gran Bretaña, con quien se casó en la víspera de la Navidad de 1914, luego de haber sido enfermera voluntaria en hospitales de la Cruz Roja ubicados en su ciudad natal durante la Primera Guerra Mundial, una experiencia que, según los críticos, desarrolló en Agatha la habilidad para narrar asesinatos y causas de muerte de manera impecable.

No fue sino hasta 1920, un año después del nacimiento de su única hija, Rosalind, que publicó su primera novela policíaca llamada El Misterioso Caso de Styles , donde apareció por primera vez el personaje de Hércules Poirot, un exoficial belga viviendo en Londres como refugiado de una invasión alemana en Bélgica. La pasión de Agatha por la salud humana y los posibles remedios para esta la llevaron a ser aceptada en la Sociedad de Apotecarios, donde amplió sus conocimientos sobre venenos y los incluyó en las armas letales de los homicidios en sus historias.

‘El mostrarnos una situación imposible y darle lógica hará que sus libros sigan fascinando a generaciones de lectores y escritores por mucho tiempo’, OSVALDO REYES

ESCRITOR PANAMEÑO

La inspiración de la escritora en ese momento rondaba cerca de las grandes migraciones de belgas y francesas hacia Inglaterra, incluso en su pueblo natal de Torquay, donde veía cientos de inmigrantes asentarse en condados recónditos mientras sus países eran azotados por la guerra en condiciones de aumento de pobreza y muerte. Ver la calamidad de primera mano le dio la idea para el personaje más competente dentro de su historia y hasta hoy día uno de los referentes en la novela negra.

Luego de la trágica muerte de su madre en 1922, y la solicitud de divorcio por parte de su esposo, Archie Christie, quien mantenía un romance con su compañera de golf, Nancy Neale, Agatha cayó en una depresión que la llevó a desaparecer, para luego de 10 días ser hallada en un hotel de Harrogate bajo el nombre de Theresa Neale, sufriendo de un caso de amnesia. Agatha nunca explicó la razón de su huida y fue enviada a un tratamiento psiquiátrico, según reseña la página web oficial de la escritora.

Años después partió a una excursión en Bagdad, donde conoció al arqueólogo Max Mallowan, con quien se casó en 1930, dos años después de su divorcio de Christie. Al vivir con Mallowan en el Medio Oriente, Agatha encontró una nueva inspiración para sus libros, llegando a escribir historias fascinantes como Asesinato en el Oriente Express , Muerte en el Nilo , Cita con la Muerte , Diez Negritos (Y no quedó ninguno) , Asesinato en Mesopotamia y Vinieron a Bagdad , basados en la cultura, población, leyendas y tradiciones de las distintas ciudades que visitaba.

‘Las obras de Agatha Christie mantienen vigencia universal, por lo que pueden considerarse modelos permanentes’, explicó el escritor Barría, quien asegura que Christie es una escritora ‘obligatoria’ en la lista de lecturas de todo aquel que se entrene para ser escritor en cualquier tipo de género.

A su vez, Reyes destacó que ‘muchos escritores modernos la admiran. Algunos se quejan de que demoraba mucho en contar algo que podía hacer en pocas páginas, pero en su defensa eso era parte de la magia. La de llevarnos por páginas enteras sin darnos cuenta del tiempo, golpeándonos de repente con un crimen inesperado. Arrastrándonos a una solución lógica y hasta evidente’.

En la biografía escrita por Laura Thompson titulada Agatha Christie: Una vida misteriosa (2007) ella describe el estilo de Christie diciendo que ‘el hecho de que el asesinato sea imposible de realizar no afecta el rompecabezas, y el misterio sigue siendo el rompecabezas, pero ella no está buscando resolver solamente el misterio sino la dinámica humana’.

Para la escritora P. D. James ‘aunque a veces puede parecer aparentemente simplista en su caracterización, eso no quiere decir que no sea una caracterización verdadera”. Para Reyes, en cambio, ‘muchas veces creó sus personajes de cero, usando atributos peculiares que percibía de su entorno, pero no toda una personalidad, siendo una muestra de cómo el escritor puede lidiar con sus miedos, con sus limitantes. De dónde sacar la inspiración’.

En 1971 Agatha fue condecorada como Dama de la Orden del Imperio Británico por la reina Elizabeth II, un título rara vez otorgado. Luego, en 1974, su última aparición pública fue cuando acudió al estreno de la película basada en el libro de Asesinato en el Oriente Express en Londres.

En sus 50 años dedicados a la literatura, viajó por más de 10 países y escribió más de 85 títulos de los cuales se han vendido dos mil millones de copias alrededor del mundo, lo cual está únicamente por debajo de la Biblia (con 4 mil millones de copias vendidas). En sus notas, Christie destacó que ‘la mejor receta para la novela policiaca es que: el detective no debe saber nunca más que el lector’.

A casi 130 años de su nacimiento y cuatro décadas de su partida (12 de enero de 1976), el mundo conmemora a Agatha Christie como la autora más vendida y popular de todos los tiempos, tal como lo expresó Reyes, ‘su habilidad de sorprendernos, de mostrarnos una situación imposible y darle lógica a través de los ojos de Poirot, Marple (…) hará que los libros de Agatha Christie sigan fascinando e inspirando a generaciones de lectores y escritores por mucho tiempo’.