Negocios

Aparatosa detención de once personas, pero no hay rastros del narco “Samura”

Rock in Rio 2019: o que pode e o que não pode entrar na Cidade do Rock

Un total de once per­sonas fueron deteni­das ayer en el marco de las pesquisas realizadas para esclarecer la liberación del narcotraficante ligado al Comando Vermelho Jorge Teófilo Samudio González, alias Samura, quien sigue sin aparecer. El operativo tipo comando, encarado por el cri­men organizado en la tarde del miércoles último, le costó la vida al comisario Félix Iván Ferrari, subjefe de la Comisaría 1ª de Asunción, y además dejó varios policías y civiles heridos.

Uno de los once aprehendi­dos es el director del penal de Emboscada, Juan Carlos Irala, cuya responsabilidad será investigada por los agentes fis­cales, teniendo en cuenta que no comunicó la “peligrosidad” del supuesto criminal. Además de Irala, también quedaron detenidos siete guardiacárce­les, que fueron identificados como Celso Eduardo Galeano Escobar, Antonino Ramírez Uliambre, Ángel Manuel María Cuevas Rojas, David Álvarez Núñez; Jerson Rolón Ayala, José María Gómez y Mil­den Fernando Martínez.

EN ÑEEMBUCÚ Otro de los procedimientos se realizó en la localidad de Des­mochados, departamento de Ñeembucú, en el que también quedaron detenidas tres per­sonas, ya que presuntamente habrían participado en el cri­minal rescate ayudando con la logística, para concretar finalmente la fuga del peli­groso narcotraficante. Los detenidos fueron Rody David Almeida Ibarra, César Andrés Almeida Ibarra y Édgar Espi­noza Cuevas. Almeida habría sido rastreado a través de sus huellas dactilares detectadas en uno de los vehículos utili­zados para el atentado, al igual que en una de las viviendas alla­nadas en la madrugada de ayer. Estos tres, al llegar a la noche a Investigación de Delitos, dieron a entender mediante gesticulaciones a la prensa que no conocían a “Samura“. No hicieron declaraciones.

Estas investigaciones están siendo realizadas de manera conjunta entre agentes de la Policía Nacional y funcionarios del Ministerio Público, desde la Unidad de Crimen Organi­zado. Los fiscales designados por la fiscala general el Estado, Sandra Quiñónez, para hacer las averiguaciones correspon­dientes en el marco de la causa son Hugo Volpe, Marcelo Pecci y Alicia Sapriza.

ALLANAMIENTOS Ayer, en horas de la madru­gada, los fiscales realizaron varios allanamientos en dis­tintas localidades como Lim­pio, Emboscada y la ciudad de Capiatá. Tras estos ope­rativos, los investigadores se alzaron con numerosas evi­dencias, varias de ellas com­prometen a los guardiacárce­les, quienes ya se encuentran detenidos en el marco de la investigación. Estos elemen­tos serán analizados por los agentes especializados.

CAMIONETA EN CAPIATÁ Otro dato no menos impor­tante es que la camioneta en la que se escaparon los crimi­nales de la Costanera Norte fue abandonada en la zona de Posta Ybycuá, a la altura del km 23 de la Ruta 1, en la ciu­dad de Capiatá. Una patru­llera que estaba rondando la zona se percató de la pre­sencia del vehículo y rápida­mente dio aviso a las demás autoridades involucradas. En el interior de la camioneta de la marca Nissan tipo Fron­tier fue hallada una placa de la Secretaría Nacional Anti­drogas (Senad) y otras evi­dencias. Esta camioneta había sido denunciada como robada hace una semana.

SEPA MÁS FG fija plazo de un mes a Abdo La líder de la bancada del Frente Guasu (FG), Esperanza Mar­tínez, envió un duro mensaje al presidente Mario Abdo Bení­tez sobre la urgente necesidad de que presente en 30 días una nueva hoja de ruta de conducción de políticas públicas a ser implementadas.

De lo contrario, anunció que los movimientos y partidos que conforman la concertación del FG se movilizarán exigiendo su renuncia, o al Congreso Nacional, el inicio de un juicio político para destituirlo del Ejecutivo.

La exigencia es pre­sentar este plan de gobierno en todas las esferas del Estado, res­pecto a la seguridad, la crisis económica, el problema ambiental, que puedan ser contemplados en el Presupuesto General. Indicó que políticas públicas sin presupuestos son simples promesas de campañas políticas y se necesitan hechos concretos.