Uncategorized

Gobierno de México otorga asilo político a Evo Morales #EvoEsFraude

Nuevos Vecinos, Madrid, España
Arcano prevé atraer a más de cien inversores para Balboa Ventures

«Inmediatamente procederemos a informar al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia que, de conformidad con el derecho internacional, debe ofrecer una conducta segura» a Morales, dijo Ebrard

El gobierno de México otorgó asilo al ex presidente de Bolivia, Evo Morales, confirmó el ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Marcelo Ebrard, después que el veterano líder socialista renunciara a su cargo tras las masivas protestas y la confirmación del fraude electoral que permitió su reelección por cuarta vez.

«Inmediatamente procederemos a informar al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia que, de conformidad con el derecho internacional, debe ofrecer una conducta segura» a Morales, dijo Ebrard.

A pesar de la renuncia de Morales, que junto con otros izquierdistas acusados de corrupción dominaron la escena política en Suramérica en los últimos 20 años, no se logró poner fin a varias semanas de protestas violentas en las que se reclamaba su renuncia y encarcelación por las evidencias de fraude en las elecciones del 20 de octubre confirmadas por técnicos de la Organización de Estados Americanos.

La decisión de México viene después que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador felicitara a Morales por su triunfo en las viciadas elecciones que desataron las protestas en todo el Altiplano. La acción diplomática de AMLO muestra su estrecha alianza con los mandatarios socialistas de la región.

El anuncio de asilo de México llega poco después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump comentara que la renuncia de Evo Morales enviaba un mensaje a los Gobiernos socialistas de Venezuela y Nicaragua.

“Latinoamérica ha sido testigo en su historia de lamentables y violentos acontecimientos en los que el orden constitucional se rompe y autoridades democráticamente electas se ven obligadas a abandonar todo para proteger su vida y su seguridad. En numerosas ocasiones, a iniciativa, o con la participación de las Fuerzas Armadas, que tienen como encomienda principal proteger el orden democrático”, recalcó Ebrard.

Al igual que han dicho otros gobiernos y líderes de izquierda de América Latina, México calificó de “golpe de Estado” la renuncia de Evo Morales en Bolivia, en la misma dirección que lo han hecho el expresidente de Brasil, Lula da Silva y el gobierno dictatorial de Nicolás Maduro en Venezuela, sus socios del Foro de Sao Paulo.