Política

Trotar o correr de forma pausada controla la obesidad; Primer aviso de ciclón tropical fue redactado en La Habana; Descubren más de 400 restos fósiles; Curso para autoridades regulatorias nucleares

Un estudio liderado por científicos de la Universidad de Taiwán puso de manifiesto que la mejor forma de controlar la obesidad es trotar o correr de forma pausada, seguido de realizar con sistematicidad otras prácticas como caminar, hacer ciclismo de montaña, senderismo, yoga o determinados tipos de baile. Según los resultados de la investigación, reseñados en la revista PLoS Genetic, esos ejercicios ayudan a reducir el índice de masa corporal en individuos cuya genética los torna propensos a tener un peso corporal excesivo, pero deben hacerlos al menos tres veces a la semana en sesiones con una duración de 30 o más minutos. Informes recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que el sobrepeso y la obesidad ocasionan alrededor de 2,8 millones de muertes al año en todo el orbe.

El primer aviso de ciclón tropical documentado en la historia de la meteorología fue redactado en La Habana el 11 de septiembre de 1875, por el padre catalán Benito Viñes Martorell. De acuerdo con lo expresado a Granma por el profesor Luis Enrique Ramos Guadalupe, historiador de esa disciplina en nuestro país, Viñes había sido enviado a Cuba cinco años antes por la Compañía de Jesús para que asumiera la dirección del Observatorio Meteorológico del Colegio de Belén. El sacerdote jesuita tuvo la brillante idea de enviar a los periódicos la nota donde alertaba de la cercanía del huracán. El aviso fue publicado al día siguiente en el periódico La Voz de Cuba, y además de advertir del peligro inmediato (finalmente azotó a la urbe el 14 de septiembre), en el texto Viñes vaticinó por primera vez la probable trayectoria de un organismo ciclónico.

Tras culminar una nueva campaña de excavaciones en el yacimiento de Algora, localizado en la región española de Guadalajara, paleontólogos del país ibérico descubrieron más de 400 restos fósiles bien conservados de cocodrilos, reptiles marinos y dinosaurios que habitaron en el sitio a inicios del Cretácico Superior, hace unos 95 millones de años. El favorable estado de preservación y la abundancia de fósiles encontrados posibilitará identificar especies poco conocidas o nunca antes descritas por la ciencia, junto con aportar nuevos conocimientos que apoyarían la hipótesis acerca del presunto reemplazamiento de varios vertebrados de la fauna europea por otros provenientes de África.

Cuba acoge durante dos semanas la celebración del curso regional de capacitación para autoridades regulatorias nucleares del Caribe, que auspiciado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) tiene lugar en el Hotel Memories Miramar, de la capital. La licenciada Marta Contreras Izquierdo, coordinadora de la Red de Comunicadores Nucleares de Cuba, informó a este diario que a la cita asisten 19 expertos de Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Guyana, San Vicente y las Granadinas, Jamaica y Trinidad Tobago, quienes recibirán la preparación necesaria para incrementar sus habilidades en la verificación de los requisitos de seguridad en aquellas entidades donde se apliquen las técnicas nucleares con fines diversos. Asumido por la dirección de Seguridad Nuclear de la Oficina de Regulación y Seguridad Ambiental, el curso cuenta con el respaldo de varias instituciones.