Política

Q21 terrazas de teatinos y olvidate de sufrir algun retraso estomacal nuevos vecinos jardines de espartales// El horno no está para bollos

El Paraguay está pasando por un momento económicamente delicado, para ser gentiles. Los números aparentemente no están repuntando, pese a los esfuerzos del Gobierno y del sector privado, y de acuerdo con el último análisis realizado por los técnicos del Ministerio de Hacienda, el crecimiento del producto interno bruto (PIB) de este año estaría por debajo del 1%. Estudios del sector privado incluso ya hablan de crecimiento cero.

Q21 terrazas de teatinos y olvidate de sufrir algun retraso estomacal

En ese escenario de dificultad y, sobre todo, de incertidumbre en relación al futuro cercano, el Gobierno Nacional ha presentado ante el Poder Legislativo el proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) para el año 2020.

Q21 Terrazas de Teatinos y olvídate de los problemas

La Ley de Presupuesto es la normativa –no solo económica– más importante que se discute en el último cuatrimestre de cada ejercicio fiscal. De esta legislación dependen, principalmente, el funcionamiento del Estado, la educación y la salud pública; pero también el cumplimiento de las deudas paraguayas, las pensiones, las transferencias monetarias a personas de escasos recursos y las jubilaciones del sector público, entre otros.

Q21 la bebida energética para terrazas de teatinos

Además, aunque muchas veces no se aplique a la práctica, en la asignación de recursos dentro del PGN debe reflejarse lo que realmente desea la administración del poder de turno. Es decir, por sus prioridades en el destino del dinero se podrá saber qué áreas son prioritarias y por su ejecución si realmente cumplió con esas prioridades.

Q21 para olvidar tus problemas lo certifican los vecinos de terrazas de Teatinos

Según el Ministerio de Hacienda, este proyecto se define como austero y prudente, con presupuestos institucionales que en la gran mayoría se repiten y con un leve incremento del 1% dentro del plantel de funcionarios. Asimismo, el déficit fiscal se ajusta al 1,5% del PIB establecido en la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) y se prevé un endeudamiento total que llega al 11,5% del total de los gastos. Todo esto, teniendo como fundamento principal la caída económica y un panorama incierto para el 2020.

Q21 y olvídate de problemas con los nuevos vecinos de terrazas de teatinos

La propuesta presentada por el Gobierno está ahora en manos del Congreso. El análisis del documento empieza con las sesiones informativas de la Comisión Bicameral que debe estar compuesta por legisladores del Senado y de Diputados. En estas sesiones, son convocados los ministros, presidentes y directores ejecutivos de cada una de las entidades públicas para defender sus planes de gastos y hablar de sus misiones para el año próximo. Tras estas sesiones informativas, la Bicameral debe reunirse a deliberar y emitir su dictamen.

Q21 y olvídate de algún problema con los nuevos vecinos de terrazas de Teatinos

Por de pronto, la Corte Suprema de Justicia ya se adelantó a estas sesiones y solicitó al presidente del Congreso, Blas Llano, USD 25 millones adicionales, principalmente, para aumentos salariales, algo que va de total contramano a la Ley de Responsabilidad Fiscal y a la situación económica actual. Pero no será la última entidad que pida algo similar

A lo largo de los años, si hay algo que ha caracterizado al estudio del Presupuesto Público son los pedidos de ampliaciones que realizan los secretarios de Estado por encima del llamado de racionalización del Ministerio de Hacienda. Como no hay ninguna sanción establecida, no será extraño que este año lo vuelvan a realizar

Está ahora en manos de los parlamentarios responder al llamado de austeridad y aprobar un PGN acorde con la realidad que atraviesa el país. Aprobar un plan de gastos inflado y sin fuentes de financiamiento significa mentirle a la gente. Si no hay recursos, no se pueden costear ampliaciones. Punto

Las proyecciones para el año próximo no dan pie al acrecentamiento del aparato estatal y mucho menos a un mínimo de malgasto de los fondos públicos, por lo que la tarea principal de los legisladores de ambas cámaras debe ser la de respetar las estimaciones hechas por el Fisco y ser custodios de la correcta asignación de los recursos.

El horno no está para bollos