Política

Sedena: se actuó sin planeación en operativo contra El Ratón

El secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval , dijo este viernes en conferencia de prensa en Culiacán, Sinaloa, que el operativo para detener al presunto narcotraficante Ovidio Guzmán López, tuvo una mala planeación, pero al final se logró preservar la integridad de la población de Culiacán, pese a la movilización de cientos de personas armadas por varios puntos de la ciudad.

El general subrayó que la acción fue directa para capturarlo en un domicilio donde se encontraba Ovidio con otras tres personas, lo que desató el enfrentamiento. El titular de la Sedena aceptó que hubo fallas (en la estrategia), ya que con el afán de obtener resultados positivos (el grupo que encabezó la operación) actuó sin planeación y falta de previsión sobre la capacidad de respuesta de la organización criminal de Guzmán.

El general Luis Cresencio Sandoval indicó que las acciones contra Ovidio Guzmán fueron accionadas por la policía ministerial militar y la división antidrogas de la extinta Policía Federal y actualmente Guardia Nacional con un total de 35 elementos.

El titular de la Sedena dijo que los ministeriales del Ejército querían detener a El Ratón , ya que desde septiembre de 2018 hay una orden de aprehensión provisional con fines de extradición en su contra, emitida por un juez federal debido a que el gobierno de Estados Unidos lo busca por narcotráfico.

“Este personal, en un afán por obtener resultados positivos, actuó de manera precipitada con deficiente planeación, así como falta de previsión sobre las consecuencias de la intervención, omitiendo además obtener el consenso de sus mandos superiores”.

Destacó que los responsables originales del operativo no tomaron en cuenta “el tiempo que tardaría (en llegar) la orden de cateo ” (del inmueble donde se encontraba Ovidio), lo que provocó que decenas de elementos de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano quedaran varados frente al domicilio del presunto delincuente, y que instantes después fueran rodeados por sicarios del crimen organizado, lo que detonó en una de las balaceras y se desestimó la capacidad de respuesta de la organización de Ovidio Guzmán, lo que derivó en los hechos ya conocidos.

A raíz de este suceso fue entonces que el gabinete de seguridad ordenó abandonar el domicilio, lo que permitió restablecer la seguridad y entonces el grupo delincuencial liberó al personal retenido. Aceptó que realizarán una investigación sobre estos hechos lamentables.