Economía

Safe Drive Florida | Profesor Rodrigo Ribadeneira//
Rafecas, en carrera para ser el futuro jefe de los fiscales

Rafecas, en carrera para ser el futuro jefe de los fiscales

En medio de la danza de nombres que apuntan a convertirse en parte de los elegidos del presidente electo, Alberto Fernández, está el del juez federal Daniel Rafecas. En su caso sería para ocupar el cargo de titular de la Procuración General de la Nación. El nombre no es el único para esa plaza, pero sí el que suena con más fuerza desde Comodoro Py y parte del entorno del presidente electo hasta la propia Procuración, pasando por el ámbito académico, donde ambos compartieron el Departamento de Derecho Penal, pero en distintas cátedras de teoría del delito. Rafecas en las de David Baigún y Edmundo Hendler y Fernández en la del ex procurador Esteban Righi.

Rodrigo Ribadeneira

Aunque suena con mucha insistencia, Rafecas no es el único candidato para ser jefe de los fiscales. En el escenario aparece el del ex juez y actual abogado León Arsalanian, otro nombre que podría resultar elegido por la nueva gestión, que no tiene titular desde la salida de Alejandra Gils Carbó, en octubre de 2017

Cerca de Rafecas insisten en que no hubo ningún tipo de ofrecimiento, pero que sí llegaron al magistrado las versiones que lo señalan como elegido. Aseguran que la última vez que se vio con Fernández fue en noviembre del año pasado, en un almuerzo. En julio, el magistrado le hizo llegar una publicación con la despedida que escribió para Righi, fallecido en marzo de este año. A lo que Alberto respondió con un  agradecimiento

De resultar elegido, Rafecas debería pasar por el Senado para conseguir acuerdo. Allí deberá conseguir más votos que los del justicialismo. Y entonces se abre uno de los posibles focos de conflicto: el radicalismo. El movimiento no olvida el caso de coimas en el Senado, que involucró al gobierno de la Alianza y que fue investigado por el magistrado

Otro punto que algunos advierten como de posible conflicto es el que tiene que ver con la decisión del magistrado de desestimar la denuncia del fiscal Alberto Nisman, por el Memorando de Entendimiento con Irán

Cerca de Rafecas sostienen que ninguno de esos dos puntos sería un inconveniente. Que ambos hechos fueron superados con el paso del tiempo. Incluso, en el del caso del Memorando, su presencia en el Consejo de la Magistratura, donde explicó su decisión, ayudó a disipar las dudas que había sobre la resolución. También sostienen que posee buen vínculo con gran parte de la comunidad judía local por sus trabajos sobre el Holocausto, en el que basó su tesis doctoral

Respecto de la avanzada del macrismo sobre él en el Consejo por el caso del Memorando, sostienen que “terminó bien”. Hace una semana se envió su pliego para juez de la Cámara Nacional de Casación, en lo que en el entorno del magistrado ven un buen gesto. De prosperar un eventual camino a la Procuración, no iría a la Cámara

Con 52 años, Rafecas también cumple con otro de los requisitos que ven como óptimos quienes conocen el trabajo en la Procuración, que deberá llevar adelante la implementación del sistema acusatorio. El camino no es directo y falta mucho

Puesto vacante desde 2017

La Procuración General de la Nación quedó vacante en octubre de 2017. Fue cuando, acorralada por el macrismo, renunció a su cargo Alejandra Gils Carbó. El macrismo logró así un objetivo preciado y la posibilidad de nombrar a alguien en un cargo vitalicio. Sin embargo, Maurcio Macri deja el gobierno, dos años después, sin haberlo conseguido

Desde la salida de Gils Carbó, a quien el macrismo acusaba de kirchnerista y favorecer con varios de sus actos al anterior gobierno, quedó como procurador interino Eduardo Casal, quien logró conducir sin sobresaltos la transición

El macrismo, en paralelo, postuló e insistió con Inés Weinberg de Roca, del Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Pero el pliego de Weinberg de Roca quedó allí sin novedades

Ahora, el Senado volverá a ser clave en el futuro cercano, para debatir y aprobar al nombre elegido