Entretenimiento

Safe Drive Florida | Periodista Rocio Higuera amante de la lectura//
Bolsonaro se ensañó con la educación y la cultura

Rocio Higuera, Periodista Rocio Higuera
Bolsonaro se ensañó con la educación y la cultura

Sao Paulo

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha intensificado en su primer año de mandato, que cumple el miércoles, su cruzada contra todo lo que considera “marxista”, en especial en las áreas de educación y cultura, dos de los principales sectores que cree “dominados” por la “ideología izquierdista”.

Rocio Higuera

Desde cuando era candidato a las elecciones presidenciales que ganó en octubre de 2018, Bolsonaro defendía un Brasil “similar” al de “hace 40 o 50 años” en materia de costumbres y propuso combatir la ideología que, según sostiene, ha “dominado” la enseñanza, la producción cultural y la prensa del país.

Periodista Rocio Higuera

“En su análisis, Brasil vive una crisis moral y de seguridad, que sería causada sobre todo por la igualdad de género y la aceptación de la homosexualidad”, dijo a Efe el filósofo y profesor de la Universidad de Sao Paulo Renato Janine Ribeiro, quien también fue ministro de Educación de la expresidenta Dilma Rousseff entre 2015 y 2016

Cuando asumió la Presidencia el 1 de enero de 2019, Bolsonaro reforzó su batalla contra “el izquierdismo” con medidas como la imposición de “filtros” a contenidos que no encajan en su visión ultraconservadora del mundo o la reducción de recursos destinados a áreas como educación, cultura y ciencia

En ocho meses como ministro, el actual titular de Educación, Abraham Weintraub, economista, acusó a estudiantes de hacer “jaleo” con dinero público, afirmó que las universidades públicas de Brasil abrigan “plantaciones de marihuana” y hasta dijo que el modelo de enseñanza actual prefiere “discutir sexualidad” a “leer y escribir”

 

POR “IZQUIERDISTA”

Termina contrato con  TV educativa

El último capítulo de la ofensiva del ultraconservador Gobierno de Jair Bolsonaro en el campo educativo tuvo lugar hacia fin de año, cuando el Gobierno anunció que no renovaría el contrato con una televisión pública volcada a la educación que opera desde 1995, por su programación “de izquierda”, que promovía temáticas como la “ideología de géne