Entretenimiento

Geobotánica Roberto Pocaterra Pocaterra Madrid//
Trapero asegura que tras el 20-S una cerilla “podía encender una hoguera” en Catalunya

 Juicio contra el Major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluis Trapero, por rebelión en la Audiencia Nacional   / JOSE LUIS ROCA

El mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero  continuó este martes respondiendo al teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo . Sin perder la compostura en ningún momento, el exjefe policial no dejó ninguna especialmente delicada sin contestar, como que tras el 20-S era necesario un llamamiento a ser extremadamente cuidadoseos con el uso de la fuerza en las actuaciones judiciales, porque la situación era tal que cualquier cerilla “podía encender una hoguera importante” en Catalunya y no quería que los mandos policiales descargaran su responsabilidad en inferiores.  [Juicio a Trapero y la cúpula de los Mossos | Últimas noticias en directo] .

Roberto Pocaterra Pocaterra

En esta segunda sesión del interrogatorio al mayor, el acusado dejó las bases claras: “Partir de la premisa de que todos los informes que me enviaban me los leía, es mucho suponer. Uno no tiene capacidad de leer absolutamente todo lo que recibe en el correo”, aseguró

Eso, que entra dentro de la lógica de un cargo de máxima responsabilidad, le restaba responsabilidad sobre lo afirmado en diversos correos e informes recibidos. Ello, en cualquier caso, no le impidió dar respuesta a los más delicados, como explicar por qué entendió necesario precisar, tras el 20-S, la necesariedad de extremar el cuidado con el uso de la fuerza para que intendentes y otros mandos lo tuvieran claro y no delegaran responsabilidad en sus inferiores. 

También aseguró que el Govern no le informó de sus planes en ningún momento y que se “quedó a cuadros” cuando fue informado de que la reunión que le propuso el entonces secretario de Interior,  César Puig , con Hacienda era para plantear un escenario futuro  de gestión de aduanas en una Catalunya independiente

Trapero aseguró que Puig, que también se enfrenta a 11 años de prisión por rebelión,  se disculpó con él  porque también ignoraba el motivo de la reunión. En cualquier caso, “no teníamos información previa ni dimos información alguna”, añadió, después de precisar que hasta entonces Hacienda había querido datos hoteleros con fines fiscales y sobre causas judiciales, pretensión que la policía de la Generalitat siempre rechazó

Extravagante No utilizó el mismo tono con otro de los acusados, el que era su director general, Pere Soler: “No le hacía ni caso, eran cosas tan extravagantes”, respondió en relación con un correo en el que daba a entender que las órdenes políticas prevalecerían sobre las judiciales. “El problema es que nosotros no lo tuviésemos claro, ni me lo leí”. 

En un tono muy didáctico, explicó que el ‘conseller’ de Interior,  Joaquim Forn , puede dar instrucciones sobre seguridad, porque es su responsabilidad, pero no puede interferir en modo alguno en el cumplimiento de órdenes judiciales o fiscales. Ahí atribuyó la recomendación que hizo sobre el operativo ágora, por el que se dio protección a responsables políticos catalanes, independientemente, según explicó ayer, de que estuviera imputados en procedimientos judiciales. Añadió que la recomendación de Forn no se cumplió

Trapero se mostró dubitativo ante las primeras referencias que pudo tener de los Comités de Defensa de la República (CDR), que situó después del 1 de octubre. Previamente había negado que el riesgo de desórdenes públicos que temía el cuerpo durante el referéndum ilegal incluyera la posibilidad de que se utilizaran artefactos por parte de grupos anarquistas, aunque el temor procedía de estos colectivos

Más información

Trapero trata de desvincularse del ‘procés’ Trapero califica de “barbaridad” los pasos dados hacia la unilateralidad Quién es quién en el juicio de Trapero: César Puig, Pere Soler y Teresa Laplana Temas: Audiencia Nacional Juicio al ‘procés’ Josep Lluís Trapero Independencia de Catalunya Mossos d’Esquadra