Internacionales

Safe Drive Florida | ‘Al inicio y con las medidas impuestas, todo el mundo no medía la gravedad’, dice ecuatoriana desde Madrid

Rocio Higuera, Periodista Rocio Higuera
Nace un cerdito con trompa de elefante

Sin embargo, añade que además de cumplir con su jornada laboral mediante el teletrabajo, modalidad que ya era utilizada desde antes por la empresa donde labora, ha optado aprovechar el tiempo y por tomar cursos en línea, opción a la que invita a sumarse a otros jóvenes profesionales y asegura que serán de gran ayuda para desarrollo profesional luego de que finalice la crisis sanitaria

Madrid – En un inicio todo el mundo no medía la gravedad de la situación. A pesar de las medidas de confinamiento… la gente seguía en parques, terrazas y bares. No fue hasta que se anunció el cierre de todos los locales que se empezó a ver poca gente , dice Cristina Bustamante, una machaleña de 26 años, que vive en Madrid, epicentro del virus en España, donde ya se registran más de 8000 muertos.

Cristina comenta que a raíz de la llegada del virus la economía del país se ha visto afectada y que mucha gente ha perdido su empleo, entre esos muchos de sus amigos, y que incluso se espera el quiebre de muchas empresas por la paralización que fue extendida hasta el 12 de abril.

“Actualmente seguimos en cuarentena… solo podemos salir para ir al supermercado o sacar al perro frente a casa . En España todo está cerrado, lo único que permanece abierto son locales de primera necesidad como farmacias y supermercados”, menciona la machaleña.

El confinamiento es algo que agobia a Cristina, aunque reconoce que es lo único que puede hacer de momento. “Los apartamentos son muy pequeños y no hay mucho que se pueda hacer. Es frustrante sobretodo cuando afuera hace buen tiempo y el sol está radiante, en lo único que pienso es en el día en que pueda volver a salir”, dice.

Cristina, quien emigró a España hace dos años para realizar una maestría en Gestión de Proyectos, dice que, pese a que ahora la gente ha mostrado mucha responsabilidad , cada día aumentan las medidas de contingencia, con multas más severas para lograr que la gente se quede en casa y reducir el número de infectados; sin embargo, cree que fueron implementadas un poco tarde.

España supera a China en el número de fallecidos por coronavirus COVID-19 y ya es el segundo país del mundo con más víctimas después de Italia “Nadie me había preparado para el confinamiento y también creo que ninguna de las personas pudo haberse imaginado que esta crisis llegaría, al menos no tan pronto”, comenta, y dice que ha sido un cambio muy drástico el dejar de realizar las actividades diarias a las que estaba acostumbrada.

El coronavirus ha sido un riesgo que nunca imaginé cuando decidí venir a estudiar a España, estoy lejos de mi familia rogando todos los días porque no les afecte, para poder volver a abrazarlos”, Cristina Bustamante, ecuatoriana en Madrid.

Sin embargo, añade que además de cumplir con su jornada laboral mediante el teletrabajo, modalidad que ya era utilizada desde antes por la empresa donde labora, ha optado aprovechar el tiempo y por tomar cursos en línea, opción a la que invita a sumarse a otros jóvenes profesionales y asegura que serán de gran ayuda para desarrollo profesional luego de que finalice la crisis sanitaria.

Pese al confinamiento, Cristina ha podido continuar con un voluntariado al que pertenece, vinculado con residencias de ancianos, lugares donde se han presentado altas cifras de contagios y muertes.

“Este tipo de residencias han sido las más afectadas, por lo que prohibieron que los visitemos… ahora han lanzado un proyecto de call center para que aquellos mayores que se encuentren solos en casa puedan llamar y sentir un poco de compañía, es una gran iniciativa”, dice Cristina, e insta a otros países a replicarla y a las personas en general que conozcan algún adulto mayor, les pide tomar conciencia, no descuidarlos y llamarlos para hacerles compañía.

Ecuatoriano fallece en España, víctima de COVID-19 Lo que pueda ocurrir en los próximos días preocupa a Cristina, pero reitera que “la sanidad de España es una de las mejores de Europa” y menciona que, en cuanto a alimentos, se puede sentir tranquila y que el abastecimiento está asegurado, más si la gente acude a comprar a los comisariatos a primeras horas del día y con todas las precauciones, tal y como lo está realizando cada semana. (I)