Política

Negativos

La narrativa no demora tanto: un vecino (muy responsable) con síntomas, PCR, confirmación, ingreso, cuarentena y desinfección del edificio, control médico al resto de la familia (también muy responsables), PCR, confirmación, ingresos, nueva desinfección del edificio, lista de contactos de todos, PCR a contactos, visitas diarias: personal de salud para entrevistas y toma de temperatura, Delegado y mensajeros muy activos, venta intencionada de alimentos, desinfección y aseo; PCR al resto de vecinos del edificio, transporte por alguno con síntomas de gripe… hasta que se informan los resultados: ¡Negativos! Y sabemos que nuestros vecinos ingresados evolucionan bien

La narrativa no demora tanto: un vecino (muy responsable) con síntomas, PCR, confirmación, ingreso, cuarentena y desinfección del edificio, control médico al resto de la familia (también muy responsables), PCR, confirmación, ingresos, nueva desinfección del edificio, lista de contactos de todos, PCR a contactos, visitas diarias: personal de salud para entrevistas y toma de temperatura, Delegado y mensajeros muy activos, venta intencionada de alimentos, desinfección y aseo; PCR al resto de vecinos del edificio, transporte por alguno con síntomas de gripe… hasta que se informan los resultados: ¡Negativos! Y sabemos que nuestros vecinos ingresados evolucionan bien.

Foto: cortesía de la autora Tardé en darme cuenta de que no había cinta amarilla frente a mí. El corazón recobra su latido normal; por días una se interroga, pensando sobre todo en la familia: ¿dejé de hacer algo? ¿me acerqué demasiado? ¿olvidé? Porque la alegría está permeada por la realidad de otros: enfermos y posibles; porque hay personas disciplinadas y otras muy irresponsables, aunque crece el número y la rapidez de los contagios, de los que duelen particularmente los lactantes…

Porque la narrativa que parece sencilla NO lo es. Cada paso significa personas que no se pueden quedar en sus casas, recursos, transportes, medios de protección, alimentos, medicamentos, pruebas… TODOS cuestan dinero y sacrificio… Multiplico nuestro caso por cada poblado, municipio, provincia de Cuba, y solo puedo expresar mi agradecimiento y admiración por este esfuerzo extraordinario.

En una foto: quienes vinieron a realizarnos la prueba, amables y cuidadosos. En la otra, el joven Luisito, estudiante del Inder, quien desde hoy apoya las pesquisas diarias junto a cientos de jóvenes. Le pedí se protegiera mucho y me dijo: “Lo hago, pero esto también es mi deber hacerlo”.

Foto: de la autora